Inbound Marketing

Por qué hacer solo pauta digital es insuficiente y qué hacer

10 de noviembre 2020 lectura de 3 minutos
Comparte

Los planes de pauta digital son una parte importante de toda estrategia de marketing digital, pero no pueden ser lo único. Descubre por qué la pauta digital, que funciona muy bien al principio. Puede convertirse en un flujo que no alimenta tu embudo de conversión.

Los primeros días de un plan de pauta digital en redes sociales o motores de búsqueda son los días del enamoramiento. Todo son sonrisas, buenas noticias y números ascendentes. Sin embargo estos días pueden terminar, y el idilio puede convertirse en una molestia.

Te contamos nuestros hallazgos,

1. Los embudos siempre necesitan estar llenos

Tal vez estés familiarizado con el término del embudo o funnel de conversión. Un término usado en marketing bajo el cual entran muchas personas por la parte de arriba de un embudo, y a medida que bajan se convierten en leads, oportunidades y más tarde en clientes.

Seguro ya en este punto sospechas cuál es el problema con el embudo, y es que, para que un embudo se mantenga en funcionamiento, hay que estar llenándolo de líquido por la parte superior de forma continua. Y si lo único que atrae ese líquido es la pauta, entonces se hará obvio dónde está el problema.

Ahora existen  versiones más afinadas de este modelo, pero lo importante en este ejemplo es que te des cuenta, de que incluso con un funnel que está siempre en funcionamiento la inversión en pauta solo tenderá a crecer. Si la única forma de conseguir clientes que tienes es hacerlos pasar por todo el proceso del embudo, entonces tendrás que mantener un flujo constante, y este flujo constante solo se podrá mantener con pauta. Y esa pauta, ya sabemos, cuesta dinero.

Con este modelo el problema más grande que existe es que todo el crecimiento de tu estrategia de marketing se basa en el dinero invertido en cada plan de pauta.

2. ¿Cuándo fue la última vez que algo que viste en una pauta digital te interesó dos veces?

Piensa en cuántas oportunidades le has dado a una marca para que capte tu atención. Quizá la primera vez mantuviste la guardia baja, te interesaste y hasta consideraste comprar lo que te ofrecían. Pero la segunda ocasión que esa marca intentó llamar tu atención fue más difícil, porque ya sabías de qué se trataba y al recordar la primera experiencia no quisiste repetir todo el proceso o a la mejor ya no eran oportunos.

Si todos tus clientes tienen que pasar por el funnel completo es posible que pierdas oportunidades en el camino. O que hayas buscado muchas veces a la misma persona sin conseguir demasiados resultados. Puede pasar, incluso, que mientras intentas captar la atención de más clientes, pierdas la atención de los que ya tienes.

El interés es algo voluble y frágil. Algo que requiere una pausa en la pelea por nuestra atención que se lleva a cabo todos los días, en todos los entornos digitales. Intenta recordar todas esas cosas que te han interesado en el último mes. Tal vez todavía recuerdes algo que te hizo gracia, o incluso es posible que tengas una pestaña abierta con un producto que nunca terminaste de comprar.

Eso sin hablar de que no todas las personas en el mundo son tus clientes potenciales, y no es realista pensar que se puede alcanzar un crecimiento exponencial basado siempre en pauta.

¿Qué hacer? El Inbound Marketing como camino

El marketing digital está siempre cambiando y una de las metodologías que ha demostrado lograr mayores resultados sostenidos en el tiempo es el Inbound Marketing. Una metodología que no se basa en buscar la atención de muchas personas y esperar a que bajen por un embudo, sino que va convirtiendo a los mejores clientes en futuros embajadores para su marca. Con Inbound buscamos hacer un tiro certero y que estés leyendo este artículo es muestra de ello.

Gracias al Inbound Marketing no solo tendrás personas interesadas que pasan a ser clientes, tendrás además personas interesadas, que si aún no son clientes serán leads calificados que seguirán acudiendo a tu marca, no solo porque les llamó la atención, sino porque ven en tu marca algo que les interesa y les da valor. Y ese interés es algo que dura mucho más que la atención.

Pauta digital vs Versión Inbound

Puede que inviertas en pauta mucho o muy poco pero te aseguramos que lo que invertías hace un año, hoy no te da los mismos resultados. Que la puja está más costosa, que el costo por clic haya aumentado o que haya más competencia en tu mercado son solo factores que elevan los costos de inversión. No es dejar de hacer pauta, tu reto está en hacer que esa inversión en pauta potencialice tu estrategia global de marketing y es por eso que hacer solo pauta digital se queda corto, porque es gasolina que se acaba.

Si este es tu caso y te quedó sonando la idea de no depender 100% de pauta para mantener tu embudo funcionado, te invitamos a conocer más sobre la metodología aquí o conversemos.

Mi papá me puso nombre de poeta pero terminé estudiando publicidad en La Colegiatura. Después hice un máster en creación literaria en la UPF de Barcelona pero en vez de escribir poesía escribí una novela. Actualmente sigo sin escribir poesía. Y sin publicar la novela.

¡No te pierdas de nada!

Suscríbete a nuestro blog y mantente informado a cerca del mundo digital